Productores hondureños cuenta con variedad de semillas para enfrentar efectos del Cambio Climático

Honduras busca formas de mitigar los efectos del cambio climático en la producción de granos básicos, principalmente maíz y frijol, con la generación de variedades adaptables al cambio climático.

Productores hondureños cuentan con 20 variedades de maíz, frijol, arroz y sorgo, tolerantes a enfermedades y con mayor adaptabilidad a sequías

Honduras busca formas de mitigar los efectos del cambio climático en la producción de granos básicos, principalmente maíz y frijol, con la generación de variedades adaptables al cambio climático.

Los efectos del Cambio Climático afectan considerablemente el Corredor Seco de Honduras que comprende las zonas Sur, Central, Sur Oriental, Occidente y Norte del país.

Los más afectados son los pequeños productores de laderas que representan un 70% de la población productora de granos básicos y que se ubican en la zona semiárida, en invierno sufren severos períodos de sequía además que los suelos están degradados por lo que obtienen un bajo rendimiento en sus cosechas. De acuerdo a registros, sus pérdidas pueden ser desde un 35 a un 100%.

Las variedades de maíz DICTA Esperanza, DICTA Maya, DICTA Laderas y DICTA Sequía, se presentan como alternativas para el pequeño productor que vive en las zonas secas de Honduras. Son materiales de maíz blanco tolerantes al estrés hídrico, presentan un rendimiento superior a lo establecido por el productor y con mejores características agronómicas y calidad de grano.

La variedad DICTA Victoria de grano amarillo es apto para zona seca ya que es tolerante a la sequía, por su parte el híbrido de maíz DICTA 96 tiene la particularidad de ser un material tolerante a la mancha de asfalto, enfermedad que prolifera cuando el clima proporciona un ambiente propicio para que la infección afecte el cultivo.

Las variedades Olanchano 03 y Lempira además de ser tolerante a la sequía, son materiales con alto contenido de proteína. Recientemente se han incorporado las nuevas variedades biofortificadas, con alto contenido de zinc DICTA B02 y DICTA B03.

En frijol se cuenta con las variedades Amadeus 77 y Deorho, ambas tolerantes a los virus mosaico común (BCMV), y mosaico dorado amarillo (BGYMV), , tolerante a mancha angular, mustia hilachosa, roya, sequía, alta temperatura y baja fertilidad.