Un niño alérgico a la lactosa fallece al ingerir un sándwich de queso

El pequeño sufrió un ataque anafiláctico después de que ingiriese el sándwich y fue trasladado al hospital de Harlem, donde no pudieron hacer nada por su vida.

Elijah Sivera, un niño de apenas 3 años, murió tras haber comido un sándwich con queso que le sirvieron en la escuela a la que asistía en Manhattan, Nueva York. El niño era alérgico a los productos lácteos y este podría haber sido el motivo de su fallecimiento.

El pequeño sufrió un ataque anafiláctico después de que ingiriese el sándwich y fue trasladado al hospital de Harlem, donde no pudieron hacer nada por su vida.

Tras el fallecimiento del pequeño, las autoridades de Nueva York decidieron cerrar la escuela preescolar por no cumplir con el plan de seguridad y no supervisar adecuadamente al niño.

Además, han abierto una investigación para esclarecer lo que sucedió y la familia del pequeño ha puesto una demanda penal contra los responsables de los hechos.

Según ha informado un familiar, el centro tenía conocimiento de la grave alergia a los lácteos del niño y ha comunicado que fue un adulto quien le dio el sándwich.

"Nuestro amado hijo jugaba en su preescolar cuando un adulto le dio un sándwich de queso. Todos en la escuela sabían que Elijah era alérgico a la lactosa y estaba documentado".