Una disminución en la calidad de vida de los ciudadanos provocará la cancelación del TPS

Toda persona retornada se le podría motivar a generar microempresas en sus territorios pero es algo que no le interesa al Gobierno.

A criterio del Economista Fernando García, el posible retorno de los hondureños amparados en el Estatus de Protección Temporal (TPS), provocará una disminución en la calidad de vida los ciudadanos que permanecen en el país.

Además de que significaría mayores niveles de desempleo, abierto y disfrazado, y también una posibilidad para que se les otorguen múltiples beneficios para convertirlos en adeptos partidarios.

Al ser consultado de que debe de hacer el Gobierno ante el posible retorno de hondureños, índico que el Gobierno no les interesa las grandes mayoría mas que con políticas existencialistas.

En tal sentido dijo que lo que realmente le interesa es la gran empresa, y los grandes inversionistas que a ellos es que favorece.

Toda persona retornada se le podría motivar a generar microempresas en sus territorios pero es algo que no le interesa al Gobierno.

De acuerdo, con el economista 200 millones de dólares de efecto inmediato lo que provocaría una disminución en las reservas netas internacionales lo que disminuiría el plazo para las compras en el exterior.

Se tendría que imponer más impuestos a toda la producción nacional, para poder tener reservas necesarias para reactivar la economía apropiadamente.