Unos 3,600 carnet se han emitido a familiares de reclusos

Autoridades penitenciarias informaron que a la fecha se han emitido al menos 3,600 identificaciones para los familiares de los internos y que por diferentes razones se han denegado unas 300.

El orden, control y la seguridad ha regresado a los centros penales del país, luego que las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP), pusieron en cumplimiento el Reglamento de Visita, aprobado por el Congreso Nacional el 25 de Octubre de 2016 y publicado en el Diario Oficial La Gaceta el 27 del mismo mes y año.

Autoridades penitenciarias informaron que a la fecha se han emitido al menos 3,600 identificaciones para los familiares de los internos y que por diferentes razones se han denegado unas 300. Personal calificado continúa en labores de investigación y emisión.

Los familiares de los internos de los centros penales “Pozo I y II”, en Ilama, Santa Bárbara y Morocelí, El Paraíso son los que más han cumplido con el trámite emitiendo 1,313 y 1,020 carnet, respectivamente. Le siguen los presidios de Támara (756) y El Porvenir Francisco Morazán con (432). Mientras que el resto de cárceles presentan cantidades menores.

Se conoció que en las cárceles de máxima seguridad, hay un pequeño grupo de familiares que se han negado a someterse a las nuevas disposiciones debido a que en el pasado ingresaban todo tipo de artículos de uso prohibido a los centros penales, donde realizaban visitas sin ningún tipo de control y revisión personal, situación que ahora no sucede.

Las autoridades penitenciarias recordaron a los familiares de los internos que el trámite deben realizarlo en el centro penal donde se encuentra su pariente, luego estos documentos son trasladados a la dirección nacional del INP, donde se procede a la investigación de la veracidad de los documentos y después se emite el respectivo carnet.

Recalcaron que el Reglamento de Visita establece que para obtener el carnet, los familiares deben cumplir los siguientes requisitos: copia de la tarjeta de identidad, constancia de vecindad del municipio donde reside, constancia de antecedentes penales y policiales vigente, tres fotografías recientes tamaño carnet, tres referencias personales con números telefónicos, certificar el parentesco con la persona privada de libertad.

Además, en caso de ser casados presentar el acta de matrimonio y si es unión libre una declaración jurada y autenticada por un notario. Para los niños se solicita la partida de nacimiento, tres fotografías y el nombre de la persona privada de libertad.

Desde el mes de febrero las autoridades penitenciarias comenzaron la socialización de este Reglamento con los privados de libertad y sus familiares, para que de manera inmediata comenzaran a realizar los trámites para obtener el carnet para ingresar al centro penal.

Este proceso también se realizó con la Defensa Pública, Jueces de Sentencia, Organismos de Derechos Humanos y grupos religiosos que celebran jornadas de evangelización como un apoyo al proceso de rehabilitación y reinserción social de los privados.

El pasado 18 de octubre, las autoridades anunciaron en los medios de comunicación, que a partir del 4 de noviembre nadie entraría a los establecimientos penitenciarios si no contaba con su identificación emitida por el INP, por lo que invitaron a los parientes a realizar el trámite para mantener el contacto con sus familiares recluidos ya que el enlace familiar es de suma importancia.

Con la puesta en vigencia del Reglamento de Visitas, en el pasado quedaron los permisos especiales para poder ingresar a ver a determinado privado de libertad, así como las exageradas cantidades de personas que ingresaban a las cárceles, muchos de ellas sin ser familiar de alguno de los internos.

El Reglamento permite tres visitas por cada privado de libertad, a quienes pueden visitar los días sábados y domingo en un horario de 10:00 de la mañana a 3:00 de la tarde, mientras que los grupos religiosos tienen acceso los días semana, los cuales son controlados por las autoridades penitenciarias.

Las autoridades informaron que las visitas están autorizadas en todos los centros penales, pero las mismas solo las pueden realizar las personas que cumplieron con lo establecido en el Reglamento de Visita y ya cuenta con su respectivo carnet.

Explicaron que el Reglamento es de obligatorio cumplimiento y por lo tanto deben regirse por lo que establece en él y de no hacerlo así, estarían incurriendo en responsabilidad penal por no cumplir con lo que la ley manda.