Ya están desarticulados los grupos de extorsionadores, según fuerzas especializadas

Para combatir las estructuras de los cobradores del impuesto de guerra, es obligatorio retomar el control de los centros penales desde donde se originan las instrucciones para la comisión del delito y, asimismo, ir al fondo del sector transporte infiltrado por los extorsionadores.

Las fuerzas especializadas ponen de relieve en su informe que ya están desarticulados los grupos de extorsionadores independientes que desarrollaban sus actividades ilegales haciéndose pasar por integrantes de maras y de pandillas.

Para combatir las estructuras de los cobradores del impuesto de guerra, es obligatorio retomar el control de los centros penales desde donde se originan las instrucciones para la comisión del delito y, asimismo, ir al fondo del sector transporte infiltrado por los extorsionadores.

Se estima que cada día son detenidos entre dos y tres individuos por su incriminación en el delito que consiste en imponer una cuota monetaria a sus víctimas mediante la intimidación continua.