La Secretaría de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales (Copeco) extendió por otras 24 horas las alertas verde y amarilla en varios municipios y departamentos de Honduras debido a la saturación de suelos, deslizamientos, inundaciones y otros daños derivados de las intensas lluvias recientes.

De tal modo, Copeco anunció que se mantiene la alerta amarilla en el Distrito Central debido a la saturación de suelos y riesgos de deslizamientos. Asimismo, el municipio de Alianza, Valle, sigue bajo el mismo nivel de alerta debido a las inundaciones causadas por el desbordamiento del río Goascorán.

Además, se extendió la alerta verde en 11 departamentos: Santa Bárbara, Copán, Ocotepeque, Lempira, Intibucá, La Paz, Comayagua, el resto de Francisco Morazán, El Paraíso, Choluteca y el resto de Valle.

Estas alertas están vigentes a partir de la 1:00 de la tarde de este martes 9 de julio por un periodo de 24 horas.

Lluvias y vientos advierte Cenaos

Al respecto, el Centro de Estudios Atmosféricos Oceánicos y Sísmicos (Cenaos) informó que el viento acelerado del este y la convergencia de viento y humedad provenientes del mar Caribe y el océano Pacífico están generando abundante nubosidad, lluvias y chubascos dispersos de intensidad moderada a débil

Asimismo, advirtió sobre tormentas eléctricas aisladas en gran parte del país. Las regiones sur, central y occidental están experimentando mayor intensidad de estas condiciones climáticas.

Recomendaciones a la población

Las autoridades emitieron una serie de recomendaciones para la población en las áreas afectadas.

En los municipios bajo alerta amarilla, se insta a los residentes de zonas vulnerables a seguir las instrucciones de los organismos de respuesta inmediata, como Copeco, la Cruz Roja, la Cruz Verde, el Cuerpo de Bomberos, el Comité de Emergencia Municipal (CODEM), autoridades municipales, la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas.

Las acciones incluyen evacuaciones preventivas para proteger la vida y los bienes de los ciudadanos.

Entretanto, para los departamentos bajo alerta verde y el resto del país, se recomienda mantener medidas preventivas y monitorear las condiciones climáticas. Las personas que viven cerca de ríos y en áreas propensas a deslizamientos, derrumbes, deslaves, hundimientos e inundaciones deben tomar precauciones adicionales.

Entre las recomendaciones específicas se encuentran evitar cruzar vados, ríos, quebradas y riachuelos que puedan estar crecidos debido a las lluvias. También se aconseja no usar teléfonos móviles durante las tormentas eléctricas, no refugiarse bajo árboles y evitar reuniones al aire libre durante condiciones climáticas adversas.

Ante los fuertes vientos, las autoridades sugieren asegurar los techos de las viviendas, limpiar canaletas, desagües, cunetas y tragantes, así como recoger la basura para prevenir inundaciones.