Bangladés y la India acordaron este sábado aumentar su cooperación en materia de defensa y conectividad con motivo de la visita de la primera ministra bangladesí, Sheikh Hasina, a Nueva Delhi, en un acto de equilibrismo antes de su viaje a China.

Hasina y su recién reelegido homólogo indio, Narendra Modi, firmaron una serie de acuerdos para "consolidar la siempre creciente relación" bilateral, afirmó la Liga Awami de la primera ministra bangladesí en la red social X.

Los mandatarios mantuvieron "extensos debates sobre cómo fortalecer la cooperación en defensa, desde la producción hasta la modernización de las fuerzas armadas", dijo Modi en un acto en Nueva Delhi en el que estuvo acompañado de Hasina.

El líder nacionalista hindú hizo especial referencia a la gestión de fronteras y a la lucha antiterrorista, antes de afirmar que ambos países poseen una "visión compartida" respecto al océano Índico, donde la influencia de Pekín inquieta a Nueva Delhi.

Hasina es la primera líder internacional en viajar a la India desde que Modi se hizo con un tercer mandato consecutivo, aunque su formación perdió la mayoría absoluta por primera vez y el líder nacionalista hindú tuvo que buscar el apoyo de otros partidos de su coalición.

Modi alabó la relación privilegiada entre la India y su vecino, aunque la visita ha sido descrita como un acto de equilibrismo entre Daca y Pekín, ya que Hasina tiene previsto viajar a China el próximo mes.

Bangladés tiene en China a su principal socio comercial y goza de buenas relaciones con el gigante asiático, lo que Nueva Delhi ve con inquietud por la posible pérdida de influencia en lo que considera su vecindario inmediato.

A esta preocupación se une la campaña del opositor Partido Nacionalista de Bangladés (BNP) contra la influencia de la India en el país, lanzada después de boicotear las elecciones generales que dieron un cuarto mandato consecutivo a Hasina.