Óscar Ismael Valladares Rodas sería es el sexto implicado en la muerte de cinco jóvenes raptados en Tegucigalpa y luego asesinados en una zona montañosa en el municipio de Tatumbla, Francisco Morazán, a unos 17 kilómetros al oriente de Tegucigalpa.

“La Policía Nacional capturó hoy al sexto implicado en la muerte múltiple. Se trata de Óscar Ismael Valladares Rodas, quien pertenece a la Pandilla 18. Este día, equipos lograron su captura en el sector de La Granja en Comayagüela”, detalló Eduardo Turcios, director de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI).

“Hemos encontrado indicios técnicos y científicos que lo vinculan directamente con la estructura criminal. Por ello, se presentó el requerimiento fiscal correspondiente y se obtuvo la orden de captura”, informó la Policía Nacional.

Por consiguiente, Turcios expuso que a Óscar Ismael Valladares Rodas se le acusará por los delitos de asesinato, asociación ilícita y asociación para delinquir. Además, la Policía estima que pudo haber más personas implicadas en dicha estructura y en la ejecución del crimen contra los jóvenes.

Tras su detención, Valladares Rodas será presentado ante los tribunales correspondientes en las próximas horas para que se le informe del procedimiento por el cual está siendo investigado, dijo Turcios.

Detenidos

En audiencia de declaración de imputados, un juez decretó detención judicial contra Carlos Humberto Sánchez García, José Arturo Hernández García, Luis Alfredo Izaguirre Chirinos, Elga Dolores Irías Cantillano y Digna Raquel Juárez Salgado por la muerte de los cinco jóvenes.

Crimen múltiple

El pasado 23 de junio, Roger Alberto Coleman Dempster, de 24 años; Annie Rachel Villatoro, de 30 años, y sus amigos Kenneth Cruz, Alejandro Aceituno y Julio Elvin Josías Izaguirre Galindo realizaban una mudanza de la Residencial Honduras a la colonia Mirador de Oriente cuando la Pandilla 18 los raptó.

Para el viernes 28 de junio, la Policía Nacional informó del hallazgo de cuatro de los cuerpos en un sector montañoso del municipio de Tatumbla, y el lunes 1 de julio informó que encontraron a la quinta víctima en el mismo lugar.

Todos los cuerpos estaban en avanzado estado de descomposición. Los restos fueron entregados a sus parientes y posteriormente enterrados en medio del dolor y la impotencia de sus familiares.

Hipótesis

De acuerdo con la DPI, la Pandilla 18 mató a los jóvenes debido a su interés en la casa que la joven pareja había rentado en la colonia Mirador de Oriente.