Un hombre chino buscó incesantemente durante 24 años a su hija, a quien perdió cuanta ella tenía apenas tres, e incluso se hizo taxista para rastrearla hasta que finalmente la encontró.

Se trata de Wang Mingqing, quien vio por última vez a su hija en 1994 en las concurridas calles de Chengdu, ubicada al suroeste de China.

El calvario de Mingqing y su esposa Liu Dengying comenzó cuando ambos se dedicaban a la venta de fruta en el lugar antes mencionado.

Un grupo de personas se les acercó para comprar su mercancía y en un descuido, la pareja perdió de vista a su pequeña hija Qifeng de sólo 3 años en aquél entonces.

De acuerdo con el portal BBC, la pareja buscó incansablemente por años a su hija sin buenos resultados.

Recorrieron albergues y hospitales, pero nunca lograron dar con su paradero.

“Los tres salimos de la casa felices esa mañana, pero solo regresamos su madre y yo”, recordó Mingqing.

También: ¡Se desquitó! Mujer descubre infidelidad de su novio y destruye camioneta de la amante

Pero en sus adentros, algo le decía al comerciante que su hija estaba viva.

Por ello, en 2015 emprendió una acción que lo llevaría por dos años a recorrer cada rincón de China como taxista y hablar con alrededor de 17 mil personas sobre su caso.

Sabía que entre más compartiera la historia, más rápido tendría buenas noticias.

Contó al sitio en mención que conversó sobre la desaparición de su hija con todas las personas que subían a su taxi y les entregaba una tarjeta con la información y una foto de la menor.

Por otro lado, el hombre contó que también difundía su historia a través de los medios locales en los que declaraba que nunca se daría por vencido.

Su historia llamó la atención de un dibujante de la Policía, quien en 2015 decidió hacer un retrato más actualizado de cómo se vería Qifeng a 21 años de su desaparición. El dibujo se viralizó en las redes sociales chinas.

Tres años más tarde, en el 2018 para ser exactos, una joven de 27 años llamada Kang Ying se contactó con las autoridades, sorprendida por lo mucho que se parecía a la mujer de la foto.

Lea: Video: marinos frustran secuestro y liberan a mujer raptada por un cartel en México

Según el relato que ofreció a los medios, supuso que era ella puesto que cuando era muy pequeña la encontraron a 20 km de Chengdu y posteriormente, fue dada en adopción a una familia de la zona que la crio con amor durante años.

Además, tenía una pequeña cicatriz en la frente y el instinto de tener náuseas cada vez que lloraba, datos claves que su padre había revelado en su búsqueda.

Una prueba de ADN comprobó la hipótesis

Fue el 1 de abril de 2018 cuando la joven se hizo la prueba de ADN y confirmó que era la hija perdida de Wang Mingqing y Liu Dengying. 

La búsqueda al fin había terminado… Kang quien vive en otra provincia, optó por viajar a Chengdu con su esposo e hijos para reencontrarse con sus padres tras 24 años.

“Papi te ama. A partir de ahora, papá está aquí, no necesitas preocuparte por nada, papá te ayudará”, fueron las palabras del hombre que no podía creer que su hija había regresado.

“No puedo decirles cuánta esperanza, decepción y desesperación hemos sufrido en los últimos 24 años. Ahora, finalmente, podemos volver a encontrarnos”, dijo Mingqing al periódico Beijing Youth Daily.

Por su parte, la emotiva joven exclamó “El mundo entero me dijo que no tenía madre, ¡pero la tengo!”.

Además: Adolescente que mató de 30 puñaladas a su violador será sentenciada en EE. UU.