En el primer trimestre de 2024, el sector de la construcción en Honduras reflejó un sólido desempeño, según los datos revelados por la Encuesta Trimestral de Construcción de Obras Privadas Techadas (ECOPT). En ese período, se reportó la construcción de un total de 611.7 miles de metros cuadrados (m²) en obras privadas techadas.

De acuerdo con el informe del Banco Central de Honduras (BCH), lo anterior representa un incremento del 3.5% en comparación con el mismo trimestre del año anterior. Este crecimiento fue impulsado principalmente por el desarrollo favorable de obras comerciales y residenciales, particularmente en el sector de apartamentos.

Esta investigación, realizada por autoridades competentes, detalla un aumento significativo en la actividad edificadora, destacando tanto en cantidad como en diversidad de proyectos.

Asimismo, entre enero y marzo de 2024, se iniciaron un total de 2,662 nuevos proyectos, distribuidos en diversas categorías. De estos, 2,396 unidades correspondieron a proyectos residenciales, consolidando así la tendencia al alza en este segmento.

Los restantes proyectos se dividieron en 212 comerciales, 47 de servicios y 7 industriales, reflejando una diversificación estratégica en el mercado de la construcción.

Impulso a la construcción privada

Según el BCH, el impulso en la construcción residencial ha sido notable, en parte gracias al respaldo continuo de programas gubernamentales de financiamiento con condiciones preferenciales y al financiamiento privado facilitado por entidades bancarias locales.

Las ciudades de Tegucigalpa y San Pedro Sula se destacan como los centros principales de ejecución de estos proyectos, subrayando su creciente importancia en el panorama constructivo nacional.

En términos estructurales, las obras residenciales y comerciales representaron conjuntamente el 86.9% del total de metros cuadrados edificados en el primer trimestre de 2024.

Específicamente, la construcción de viviendas y apartamentos totalizó 391.9 miles de m², seguida por las edificaciones comerciales con 139.7 miles de m². Los sectores industrial y de servicios completaron el panorama con 52.6 y 27.6 miles de m² construidos, respectivamente.

Crecimiento interanual

Desde una perspectiva interanual, el sector residencial mostró una variación positiva del 2.7%, a pesar de una ligera disminución en la construcción de viviendas individuales en algunos municipios clave.

No obstante, los apartamentos experimentaron un aumento del 54.7%, impulsado por la creciente demanda de edificaciones verticales en áreas urbanas densamente pobladas.

¿Qué materiales se usan más?

En cuanto a los materiales de construcción predominantes, el bloque de cemento fue el más utilizado para las paredes, representando aproximadamente el 94.8% del total.

En los pisos, la cerámica fue el material preferido con un promedio de utilización del 53.6%, mientras que en los techos, la lámina de aluzin lideró con una participación del 79.1%.

La incursión de prácticas sostenibles en la arquitectura, como la arquitectura verde, ha comenzado a ganar terreno en el sector, promoviendo diseños más eficientes y amigables con el medio ambiente. Estas prácticas no solo buscan reducir la huella de carbono, sino también optimizar el uso de recursos naturales y promover la biodiversidad local.

Por otra parte, el incremento en la participación femenina en el mercado laboral de la construcción ha sido notable, reflejando un aumento significativo en la contratación de mujeres en roles tradicionalmente dominados por hombres. Este fenómeno, apoyado por programas de capacitación y formación especializada, subraya un cambio positivo hacia la equidad de género en el sector.

(Artículo de Javier Álvarez con el apoyo de la Inteligencia Artificial).