El presidente de la Asociación de Pastores de San Pedro Sula, Mario Corea, y el pastor Roy Santos afirmaron que el gobierno de la presidenta Xiomara Castro ha iniciado una persecución contra la iglesia parecida a la de Daniel Ortega en Nicaragua.

Esta acusación surge tras la publicación del acuerdo 58-2024 en el periódico oficial La Gaceta, que deroga todos los convenios migratorios con las iglesias de Honduras.

Mario Corea expresó en el programa Hoy Mismo de TSi que "no entendemos qué le pasa al gobierno, pero están trabando la facilitación migratoria, lo cual afecta directamente a los misioneros extranjeros y brigadas que vienen a servir a Honduras”.

Añadió que "el gobierno está tratando de emitir leyes que afectarán a la iglesia. Debería trabajar junto a las iglesias para el desarrollo del país. Como cristianos, oramos por Honduras y por el gobierno. No queremos que ocurra lo mismo que en Nicaragua, donde comenzaron con pasos de persecución a la iglesia. Honduras es diferente; la iglesia unida puede hacer cambios”.

El religioso aclaró que están de acuerdo con un control gubernamental, ya que todas las iglesias trabajan de manera legal, pero rechazan la persecución.

Sutil golpe a la iglesia en Honduras

Roy Santos, por su parte, afirmó que el gobierno de la presidenta Xiomara Castro dio un sutil golpe a las iglesias en Honduras, defraudando así al sector de líderes religiosos y cristianos que la apoyaron.

“Se sigue cumpliendo la palabra profética que Dios me entregó, cuando me dijo que Honduras caería en manos malignas. Buscan silenciar al liderazgo religioso al estilo del gobierno de Nicaragua”, expuso en su cuenta de X.

En el vecino país, las relaciones del Gobierno de Ortega y la Iglesia católica han estado marcadas por la expulsión y encarcelamiento de sacerdotes, la prohibición de actividades religiosas, y la suspensión de sus relaciones diplomáticas.

Reacción INM

El Instituto Nacional de Migración (INM) se pronunció mediante un comunicado, sosteniendo que se trata de una simplificación y flexibilización administrativa en el proceso.

En el inciso 2, el INM expuso: “La derogación de los convenios suscritos con la iglesia católica de Honduras, Confraternidad Evangélica de Honduras, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y la Misión Adventista de Honduras Continental, se da en vista de la independencia del Instituto Nacional de Migración para la suscripción de nuevos convenios con dichas instituciones religiosas".

Además, se indica que en aras de una simplificación y flexibilidad administrativa, así como la exclusión de requisitos desfasados, se convoca a los representantes legales de las iglesias antes mencionadas a una reunión para la discusión y socialización de los nuevos convenios a suscribirse”.

Comunicado INM