Un hondureño travesti por más de 30 años tomó la terminación este 2021 de darle otro rumbo a su vida convirtiéndose a Dios y cambiando su vida.

Se trata del misquito y radicado en la ciudad de La Ceiba, Basilio Flores, conocido popularmente como "Selena", quien desde los 18 años de edad, empezó a vestirse y a usar accesorios de mujer. Sin embargo, este 2021 dejó todo eso para empezar una vida nueva en el Señor Jesucristo.

Flores, recordó que muy joven le confesó a su mamá que no le gustaba la ropa de hombre sino la de mujer , añadió en su testimonio que "tuvo muchos novios y comenzó a vender su cuerpo".

"Yo siempre le pedía mi Cristo que me cambiara, porque Dios me mandó un varón, no me mandó una mujer. Yo siempre pedía a mi Cristo, que me cambiara, él me sanó y me envió la respuesta con la vestidura, a él no le agrada", declaró Flores.

Recordó que, luego desde El Sinaí le mandaron la respuesta, que "Dios me iba a sanar de todo lo que yo estaba enfermo, yo si quería sanarme, tenía que cambiar la vestidura y, que me iba a sanar por completo. Él me sanó".

Flores aseguró que" la llegada de Cristo está pronto y hay que estar listo para tocarle el manto, las manos y pies de Cristo". A su vez, lamentó el tiempo perdido sin haberle servido a Dios, ahora enfocará su vida en servirle y luego conformar una familia.

Finalmente, Flores pidió a los jóvenes y a la población en general no jugar con Dios y acercarse a él.   

Reprograman ejecución de mujer acusada de abrir vientre de embarazada con un cuchillo y robar a su bebé en Estados Unidos