La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, anunció este miércoles en Managua que excarcelarán a 1.500 presos comunes con sentencia firme para que vivan en régimen de convivencia familiar en sus casas, en saludo al 45 aniversario de la revolución sandinista que se conmemora el 19 de julio.

Los 1.500 privados de libertad recibirán el beneficio legal de la excarcelación bajo el régimen de convivencia familiar durante un acto que se celebrará en la sede del Sistema Penitenciario Nacional, cerca de Managua, la mayor prisión de Nicaragua, conocida como 'La Modelo', así como en otras siete cárceles, dijo Murillo a través de medios oficiales.

"Reconocemos el derecho de personas que por distintas razones han cometido errores en la vida y que tienen precisamente la posibilidad, la oportunidad, de retornar a sus hogares en ese régimen de convivencia familiar", explicó Murillo.

La también esposa del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, aseguró que los beneficiados "han aprendido" de sus errores y se han capacitado en las cárceles en talleres de formación técnica y tecnológica, incluso han culminado sus estudios de bachillerato.

"Se han alfabetizado y han recibido distintos tipos de instrucción, sobre todo técnicas, para trabajar y aportar a sus familias", afirmó.

9,000 reos comunes, enviados a sus casas desde 2023

El pasado 29 de mayo, el Gobierno de Nicaragua excarceló a 1.500 prisioneros comunes con sentencia firme para que vivan en régimen de convivencia familiar en sus hogares, con motivo del Día de la Madre Nicaragüense, que se conmemora el 30 de mayo. Esa misma cantidad fue beneficiada el 19 de abril.

Un total de 7.630 reos comunes fueron enviados a sus casas en Nicaragua en 2023, y 4.850 en 2022. Entre 2014 y 2022, el Gobierno nicaragüense sacó de prisión a 38.540 prisioneros, para un promedio anual de 4.282 órdenes de libertad condicional decretadas directamente por el Ejecutivo.

El Gobierno suele otorgar libertad condicional a los reos comunes en ocasión de Semana Santa, el Día de la Madre, el Día del Padre, en el aniversario de la revolución sandinista y en las fiestas de Navidad.

En 2023 también lo hizo en el Día Internacional de la Mujer, pero no en el Día del Padre ni en ocasión de la efeméride sandinista.

La excarcelación de reos comunes antes de cumplir sus penas ha sido criticada por organizaciones feministas, bajo el argumento que tras esos beneficios hay un incremento de feminicidios y de la delincuencia en general en Nicaragua.