Conmoción ha causado el caso de la colombiana María Paula Peña Contreras tras ser atacada por sus propios perros de raza bully XL, lo que la dejó postrada en una cama por las heridas sufridas en California, Estados Unidos.

La mujer de 27 años, quien reside en EE. UU. desde hace seis años, fue atacada el pasado 24 de junio en su casa cuando regresaba de trabajar como niñera.

“Ella empezó a jugar con los perritos, y no sabemos qué pasaría porque reaccionaron así, pero la atacaron brutalmente”, dijo su madre, Paula Andrea Contreras.

María Paula Peña Contreras sufrió mordeduras profundas y desgarradoras en el cuello, tronco, brazos, espalda y manos, por lo cual fue hospitalizada de urgencia y continúa su recuperación.

Visas humanitarias

Debido a la gravedad de sus heridas, los padres de María Paula solicitaron visas humanitarias a la embajada de Estados Unidos en Colombia para poder viajar y cuidar de su hija. Ahora, solicitan a los colombianos colaboración monetaria para costear los gastos de reunirse con ella.

¿Qué pasó con los animales?

Según el medio Infobae, las autoridades policiales de California se vieron obligadas a abatir a los perros.

Agradecida por una nueva oportunidad

En su lecho de enferma, María Paula Peña expresó al medio Vanguardia: “Gracias por todo el apoyo y el amor que me han estado enviando. Estoy muy agradecida y me siento muy bendecida por esta nueva oportunidad de vida que Dios me dio”, y urgió la necesidad de tener a sus progenitores con ella.