• De acuerdo con la evaluación realizada sobre la condición del sistema asistencial del país, las prioridades en El Tórax están dirigidas a la habilitación de cinco unidades de cuidados intensivos y 40 camas, mientras en el Hospital Escuela es urgente la operación de una zona de clasificación de pacientes y la disposición de 50 camas en el tercer piso.
  • En la zona norte, los casos de covid se han triplicado en las últimas semanas, una condición que ejerce presión en la demanda hospitalaria.

No solamente los casos positivos de covid-19 van en escalada, sino el número de pacientes que han tenido que ser ingresados y en razón de lo cual la ocupación de los principales hospitales casi llega al techo de su capacidad.

Hasta el 9 de junio estaban hospitalizados 665 enfermos; de ellos, 227 se encontraban en condición grave y 52 estaban en unidades de cuidados intensivos.

Los médicos que ocupan las principales posiciones en la estrategia de contención de nuevo virus han lanzado su voz de alarma por el incremento en la demanda de atención en los hospitales y la limitada capacidad del sistema para responder a la emergencia.

Los directivos de las instituciones sanitarias públicas con mayor solicitud de parte de los enfermos, han indicado que actualmente tienen una ocupación entre 60 y 90 por ciento.

En la zona norte, los casos de covid se han triplicado en las últimas semanas y la positividad se mantiene en 43 por ciento. En el Seguro Social de la ciudad industrial, son atendidos alrededor de 500 pacientes al día y, de éstos, entre cinco y ocho son hospitalizados.

Una avalancha se ha venido también al Seguro Social de la capital por el ascenso en la cifra de personas con covid que han llegado en estado delicado.

Autoridades de la institución dijeron que hasta el martes estaban asignadas 131 camas de un total de 160 disponibles para pacientes en estado crítico y que rápidamente pueden descompensarse.

Extender el número de cupos en la unidad de cuidados intensivos e incrementar la disponibilidad de camas en las salas de atención de pacientes, han urgido los médicos del Instituto Cardiopulmonar, cuya capacidad está rebasada por el flujo de enfermos remitidos desde los hospitales Escuela, San Felipe y María.

De acuerdo con la evaluación realizada sobre la condición del sistema asistencial del país, las prioridades en El Tórax están dirigidas a la habilitación de cinco unidades de cuidados intensivos y 40 camas, mientras en el Hospital Escuela es urgente la operación de una zona de clasificación de pacientes y la disposición de 50 camas en el tercer piso.

Los funcionarios de Salud enfatizaron que se han instalado varios centros de aislamiento e incrementado el número de camas, además de la contratación de más de tres mil profesionales de distintas disciplinas sanitarias.

No hay discusión en el sentido que la estructura de hospitales del Estado no tiene la capacidad para hacerle frente de manera óptima a la pandemia.

En la presente etapa epidemiológica, el principal reto consiste en el fortalecimiento de algunas áreas especializadas como es el caso de las unidades de cuidados intensivos de los hospitales del Distrito Central y de San Pedro Sula, que son las de carga más alta. Sin embargo, la única forma de evitar el desbordamiento del sistema de salud es que cada hondureño sea responsable y guarde las medidas de prevención para no llegar a la fase en que necesite ser ingresado.