Japón está en alerta por el aumento de casos del síndrome de shock tóxico estreptocócico (STSS), una infección bacteriana que puede ser mortal.

De acuerdo con Infobae, la infección puede desarrollarse cuando las bacterias se propagan a tejidos profundos y al torrente sanguíneo.

Y según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., los primeros síntomas del síndrome incluyen fiebre y escalofríos, dolores musculares, náuseas y vómitos.

Tras la aparición de los primeros síntomas, solo toma de 24 a 48 horas para que la persona empiece a tener presión arterial baja. Una vez que esto sucede, el síndrome se vuelve mucho más grave, presentando:

  • Hipotensión (presión arterial baja)
  • Insuficiencia orgánica (otros signos de que los órganos no están funcionando)
  • Taquicardia (latidos del corazón más rápidos)
  • Taquipnea (respiración rápida)

Más de 900 casos

El Ministerio de Salud de Japón ha contabilizado 997 casos de esta infección hasta el 2 de junio de 2024, de los cuales 77 personas han fallecido.

En 2023, Japón registró 941 infecciones. El CDC de EE. UU. indica que, incluso con tratamiento, hasta el 30% de los pacientes con STSS pueden morir.

La mayoría de los casos de STSS son causados por la bacteria estreptococo del grupo A (GAS), que generalmente provoca infecciones leves como la fiebre y el dolor de garganta en niños.