La Secretaría de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales (Copeco) amplió la alerta verde para 11 departamentos del país por 24 horas más a partir de la 1:00 de la tarde de este lunes, medida derivada de la saturación de suelos, deslizamientos, inundaciones y otros daños derivados de las intensas lluvias en varias zonas de Honduras.

Además, se declaró alerta amarilla en el municipio del Distrito Central, capital de Honduras, así como en el municipio de Alianza, Valle, en el sur del país, debido al desbordamiento del río Goascorán, que ha provocado severas inundaciones en la zona.

De tal modo, los departamentos bajo alerta verde por lluvias son: Santa Bárbara, Copán, Ocotepeque, Lempira, Intibucá, La Paz, Comayagua, el resto de Francisco Morazán, El Paraíso, Choluteca y el resto de Valle.

Según el Centro de Estudios Atmosféricos Oceánicos y Sísmicos (Cenaos), el desplazamiento de una onda tropical y el viento acelerado del este del mar Caribe están generando abundante nubosidad, lluvias y chubascos de intensidad variable, acompañados de tormentas eléctricas aisladas en gran parte del país.

Las regiones más afectadas son el occidente, centro, sur, norte y la región oriental.

Reducirán las lluvias

Por su parte, Francisco Argeñal, director de Cenaos, explicó a El Informativo del Mediodía, de HRN, que las lluvias registrarán una disminución significativa en las regiones centro y norte de Honduras, mientras que en el occidente, donde hay alerta verde, se mantendrán, pero con menor intensidad.

Y es que, según Argeñal, la onda tropical que atraviesa el país se ubica en la frontera entre Honduras y Guatemala, por lo que en el centro y oriente de esperan lluvias y lloviznas derivadas humedad desde el mar Caribe.

"Eso no significa que hay que bajar la guardia, porque recordemos que tenemos bastantes suelos inestables, están bastante húmedos, por lo tanto, se pueden seguir dando deslizamientos, no solo en la capital, sino en varias ciudades de occidente", explicó Argeñal.

Recomendaciones de prevención

Dadas las circunstancias, Copeco instó a la población de los municipios en alerta amarilla a seguir las indicaciones de los organismos de primera respuesta, como la Cruz Roja, Cruz Verde, Cuerpo de Bomberos, Codem, autoridades municipales, Policía Nacional y Fuerzas Armadas, quienes están llevando a cabo evacuaciones preventivas para proteger la vida de las personas y sus bienes.

Además, se le recomendó a la población en los departamentos en alerta verde y en todo el país que continúe con las medidas preventivas, monitoreando las lluvias intensas y tomando las precauciones necesarias.

Entretanto, aquellos que viven cerca de ríos y en zonas propensas a deslizamientos, derrumbes, deslaves, hundimientos e inundaciones deben estar especialmente atentos y tomar acciones para su seguridad.

De igual manera, es crucial evitar cruzar vados, ríos, quebradas y riachuelos que han crecido debido a las lluvias. Además, se aconseja no usar el celular durante tormentas eléctricas, no refugiarse bajo árboles y evitar reuniones al aire libre durante condiciones meteorológicas adversas.

Para enfrentar los vientos racheados, se recomienda asegurar los techos de las viviendas, limpiar canaletas, desagües, cunetas y tragantes, y recoger la basura para prevenir inundaciones.