Tras un suceso, donde un hombre habría muerto de manera accidental por un atropellamiento el pasado 24 de noviembre, en Brea de Tajo, Madrid; las autoridades comenzaron a investigar el caso y encontraron inconsistencias en algunos elementos.

Los familiares dieron testimonio de lo ocurrido y relataron que sospechaban que no se trató de un accidente, sino de un suicidio, por parte del joven identificado como Guillermo.

En el relato de los familiares revelaron que el joven dijo una noche antes del supuesto accidente que él había cocido a sus víctimas dentro de una furgoneta.

"Los he cocido dentro de una furgoneta", relató Guillermo a sus familiares, quien se refirió a su expareja y al novio de ella, según dio a conocer diario El País.

LEA AQUÍ: Video: Mujer lanza a una niña de 3 años a las vías del metro

Ante las declaraciones de los familiares, los agentes policiales lograron dar con la furgoneta del joven, el pasado lunes 2 de enero, en la cual encontraron los dos cadáveres en estado putrefacto.

También el supuesto asesino mató a una joven de 18 años, que se encontraba en la cochera de la casa de él, dieron a conocer lo agentas policiales.

Según las fuentes de investigación los elementos están tomando forma, pues la expareja Shirley M., de 33 años, había desaparecido desde el 15 de noviembre.

Los familiares de la expareja de Guillermo, buscaban a Shirely quien había desaparecido desde el 15 d noviembre. Foto: El País

¿Suicidio?

Las últimas investigaciones que han sido reveladas en medios locales de Madrid, España, indican que el supuesto asesino, Guillermo, tomó la decisión de matarse.

La hipótesis indica de forma preliminar que decidió lanzarse a la calle, para que un vehículo lo embistiera e hiciera creer que fue un accidente.

TAMBIÉN LEA: ¡De terror! Encuentran a Madre e hija decapitadas en el interior de su casa