Los equipos de emergencia de Italia recuperaron hasta el momento siete cadáveres entre los escombros provocados por el deslave de tierra en la isla de Ischia (sur), entre ellos el de un recién nacido, mientras continúa la búsqueda de cinco desaparecidos.

En el último balance provisional de la tragedia figuran la primera víctima encontrada el sábado, Elenora de 31 años, y otros seis hallados hoy: dos hermanos de 10 y 6 años, niño y niña; una pareja con su bebé nacido el 4 de noviembre y Nikolica, una búlgara de 58 años de edad.

Todavía se dan por desaparecidas en la tragedia a cinco personas, por lo que las labores de búsqueda proseguirán en las próximas horas.



Otras cinco están heridas de diferente consideración y ya han sido hospitalizadas, uno en condiciones graves por un fuerte traumatismo en el tórax.

Los evacuados son alrededor de 230 y permanecen alojados en distintas instalaciones de la zona ante la imposibilidad de regresar a sus casas.

La isla de Ischia, frente al Golfo de Nápoles, registró la madrugada del sábado lluvias torrenciales que causaron inundaciones y un corrimiento de tierra que arrastró violentamente todo a su paso en el municipio de Casamicciola Terme, en su vertiente norte.

Una parte del monte Epomeo cedió y alcanzó varias casas de la localidad, que están siendo rastreadas con mucho esfuerzo y dificultades por los equipos de emergencia, reforzados con unidades llegadas desde Nápoles, de otros puntos y las Fuerzas Armadas.

Los cadáveres están siendo depositados en el tanatorio del hospital Rizzoli de la cercana localidad de Lacco Ameno, en Ischia.

También: El Salvador en alerta por posible erupción del volcán Chaparrastique