Los analistas encuestados en la Encuesta de Expectativas de Analistas Macroeconómicos (EEAM) de mayo de 2024 prevén una inflación interanual de 4.82% y crecimiento económico del 3.5% al cierre de 2024, según el Banco Central de Honduras (BCH).

Este optimismo se atribuye principalmente a la evolución positiva de las remesas familiares, un mejor acceso al financiamiento y el ingreso extraordinario previsto para junio, así como el inicio de la temporada lluviosa, que mejorará las condiciones para la siembra de alimentos.

Además, la implementación continua de políticas macroeconómicas oportunas será crucial para sostener este crecimiento.

Inflación y políticas monetarias

Al respecto, los analistas anticipan que la inflación interanual de Honduras se mantendrá dentro del rango de tolerancia de mediano plazo establecido en el Programa Monetario 2024-2025.

En ese sentido, se espera que la inflación cierre el año en 4.82 %, y que continúe una tendencia decreciente, alcanzando 4.79 % en mayo de 2025, 4.73 % en diciembre de 2025 y 4.69 % en mayo de 2026.

Este descenso se atribuiría a la disipación de las presiones inflacionarias externas y a las medidas de política monetaria y fiscal implementadas.

Entretanto, para la inflación subyacente, los analistas prevén un comportamiento similar, estimando una tasa de 4.76 % para diciembre de 2024 y una disminución progresiva hasta 4.68 % en mayo de 2026.

Estas previsiones reflejan una alta probabilidad de que tanto la inflación total como la subyacente se mantengan dentro del rango de tolerancia del Programa Monetario.

Actividad económica y PIB

En cuanto al Producto Interno Bruto (PIB), se espera un crecimiento trimestral del 1.0 % para el primer trimestre de 2024 y del 1.1 % para el segundo trimestre, de acuerdo con el BCH.

En términos anuales, se proyecta un crecimiento del 3.5 % para 2024 y del 3.6 % para 2025, cifras que coinciden con el crecimiento potencial de la economía y las estimaciones del Programa Monetario.

Los analistas destacan que las remesas familiares seguirán siendo un factor clave para el dinamismo de la demanda interna de bienes y servicios.

Tasa de política monetaria y tipo de cambio

Por otra parte, según la EEAM del BCH, la Tasa de Política Monetaria (TPM) se mantendría en 3.00 % en mayo, aumentando ligeramente a 3.14% en noviembre y a 3.20% en diciembre de 2024. Para 2025, se espera que la TPM continúe incrementándose gradualmente, alcanzando 3.37 % en mayo y 3.46 % en diciembre.

En cuanto al Tipo de Cambio de Referencia (TCR), se anticipa una depreciación interanual menor al 1.00 %, con tasas de 0.51 % en mayo, 0.35 % en noviembre y 0.58 % en diciembre de 2024.

Confianza en la actividad económica

Mientras tanto, el Índice de Confianza de la Actividad Económica mostró una mejora en mayo de 2024, alcanzando 45.7 puntos, según los encuestados por el BCH.

En tal aspecto, los analistas atribuyen este incremento a las medidas de política monetaria y fiscal adoptadas para reducir la inflación y mejorar el acceso al crédito, así como a la estabilidad en los ingresos de los hogares gracias a los salarios y las remesas familiares.

Además, el pago del decimocuarto mes de salario se espera que impulse el consumo, incentivando la producción y el comercio de bienes y servicios.

Sin embargo, los analistas advierten que la volatilidad de la economía internacional y condiciones financieras más estrictas podrían afectar los flujos de inversión, y que condiciones climatológicas adversas no previstas representarían una amenaza para la producción agrícola y la infraestructura, impactando negativamente la economía del país.