Debido a factores como el traslado de alimentos y personal carcelario, entre otros, es "muy complicado" mantener cárceles como la que el Gobierno de Honduras construirá en las Islas del Cisne, en el mar Caribe, afirmó este martes la embajadora de Estados Unidos en el país, Laura Dogu.

"Es muy complicado mantener esto porque tiene que llevar todo incluido, los oficiales que van a trabajar allá, comida, mantenimiento, agua, energía y todo eso desde lejos", expuso Dogu a medios de comunicación tras salir de un evento en el que representó al país norteamericano.

Al respecto, la diplomática comparó el proyecto carcelario de Honduras con el centro penitenciario de Alcatraz, en San Francisco, California, en EE. UU., la cual fue cerrada en solo 29 años (1934-1963) por sus elevados costos de operación.

Dicho recinto penitenciario pasó con el tiempo a ser un museo, el cual es visitado anualmente por unos 1.5 millones de personas.

"En los Estados Unidos hemos tratado tener cárceles en islas lejos de la tierra, pero por ejemplo en San Francisco tenemos la famosa Alcatraz y ha sido bastante difícil mantener una cárcel tan lejos y tan aislado, entonces yo no sé cómo el gobierno (de Honduras) va a hacerlo, pero es su responsabilidad tomar esta decisión y vamos a ver qué pasa con esto", expresó.

El caso de México

De igual manera, la embajadora Laura Dogu ejemplificó el caso de México, que también intentó construir una cárcel en una isla, pero este país declinó de hacerlo también por las dificultades de movilización y mantenimiento.

"México también ha tenido uno en una isla muy lejos, yo he trabajado como oficial consular allá y fue muy difícil para visitar los oficiales o los prisioneros en esta isla. Yo creo que México también ha decidido a no hacer esto, pero es una decisión para el gobierno de Honduras", manifestó.

Al ser consultada por los medios sobre la decisión que debe tomar Honduras con respecto a la construcción de la cárcel en las Islas del Cisne, Laura Dogu se limitó a expresar que esa es una decisión que deberá tomar el Gobierno hondureño.

La construcción de la cárcel

El Gobierno de Honduras anunció en 2023 la construcción de una megacárcel para 20,000 personas en Islas del Cisne, un archipiélago ubicado al noreste de Honduras en el mar Caribe.

Al respecto, las autoridades gubernamentales han afirmado que para dicho proyecto ya se cuenta con las licencias ambientales necesarias, por lo que el proyecto podría comenzar a construirse en agosto próximo.

Este recinto penitenciario tendría un costo aproximado de unos 2,000 millones de lempiras.